Defensor del franquiciado

¿Qué conviene saber antes de abrir una franquicia inmobiliaria?

Al igual que en otros sectores, una franquicia en el sector inmobiliario es un acuerdo a través del cual la empresa franquiciadora cede al franquiciado la explotación de los derechos de uso y beneficio de una marca. Además, le transfiere la metodología de trabajo y el mercado del producto o servicio ofrecido.

SIMA el evento inmobiliario por excelencia

Antes de iniciar  un proyecto de franquicia tu inmobiliaria es muy importante tener claro cuál es la información de valor a tener en cuenta. Es recomendable asistir a presentaciones al respecto, buscar información sobre diferentes modos de afrontar el negocio, analizar errores comunes cometidos por franquiciados inmobiliarios, etc. Por ejemplo, cada año hay una gran oportunidad que se llama SIMA y que es idónea para todas aquellas personas que se están planteando emprender una franquicia inmobiliaria. SIMA es el mayor y más influyente evento inmobiliario en España. Ofrece un entorno en el que empresas, instituciones y profesionales del sector se reúnen anualmente para exponer, presentar y debatir sobre la actualidad inmobiliaria.

Lo más recomendable para informarse de un modo más completo del panorama inmobiliario es visitar SIMA como profesional. Para ello solo hay que cumplimentar un Formulario de Registro Profesional que permite obtener una acreditación gratuita para visitar SIMA, y para inscribirse en el programa de conferencias del área de networking de SIMAPRO y PROPTECH EXPO. Las fechas y localizaciones más importantes a tener en cuenta son: 25 mayo – CONFERENCIA INMOBILIARIA. Complejo Duques de Pastrana; 26-27 mayo – Foro SIMAPRO – IFEMA MADRID. Pabellón 8; y 26-27 mayo – PROPTECH EXPO Conference – IFEMA MADRID. Pabellón 8

En definitiva, antes de poner en marcha una franquicia inmobiliaria, los expertos de Hedilla Abogados recomiendan estar informados hasta el más mínimo detalle sobre sus aspectos fundamentales:

franquicia inmobiliaria

Principales puntos a tener en cuenta

Cumplir la normativa

La franquicia inmobiliaria debe cumplir con las normas vigentes. Por ejemplo, si alguien elige ser franquiciado inmobiliario autónomo, deberá completar su registro en el censo de profesionales y deberá cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes.

Elegir un local adecuado

En algunas ocasiones muchos franquiciados cuentan con un local propio, pero aún así los franquiciadores obligan a cumplir cada uno de los  requisitos, así como la ubicación. Por ejemplo, que la localización esté en una ciudad o población que tenga un número de viviendas para que haya posibilidades de negocio; que el local tenga un tamaño entre 40 y 500 metros cuadrados, que el local esté a pie de calle  y a una gran distancia de la competencia. Por estos motivos hay que contar con expertos que negocien dicha cláusula para ser capaces de aprovechar un bien inmueble del que se dispone anteriormente.

Tiempo de duración del contrato

Habitualmente, en España, las franquicias inmobiliarias exigen un periodo mínimo de duración del contrato de colaboración, aunque por norma general suele haber cierta flexibilidad al respecto para dar facilidades y para que este hecho no suponga un freno para el inicio de la actividad del franquiciado.

Por lo general el contrato es de 5 años y no podremos cancelar dicha cláusula hasta el tercer año a pesar de tener pérdidas en la empresa. 

Consultores o agentes a contratar

El número de personas que trabajen en una franquicia inmobiliaria dependerá de la magnitud de la franquicia y del volumen del mercado donde se lleve a cabo. En la medida en que la zonas e inmuebles abarcados sean mayores, más personas serán necesarias para dar servicio a los potenciales clientes.

Exigir la formación necesaria al franquiciador

La inmobiliaria franquiciadora debe proporcionar al franquiciado su “Know how” específico, la documentación que se necesita para desempeñar la actividad y los departamentos dirigidos por profesionales especializados en diferentes áreas del negocio franquiciado: temas jurídicos, financieros, operativos, promocionales… Lo ideal es conocer la realidad del negocio contactando previamente con otro franquiciado antes de comenzar, ya que en algunos casos no nos informan al 100% de lo que conlleva dicha cláusula.

Coste de apertura

Abrir una franquicia ligada al sector inmobiliario no tiene un coste exacto. Varía según el tipo de negocio y la elección de la forma jurídica. La inversión inicial y los requisitos económicos no serán los mismos para una franquicia que dispone de tres o cuatro empleados que para aquella que tiene cientos o miles de trabajadores. Esto también influirá en las obligaciones fiscales.

¿Cómo se consigue una franquicia inmobiliaria rentable?

Eligiendo el perfil adecuado

Una franquicia inmobiliaria tendrá una rentabilidad que variará según el perfil de la vivienda al que esté orientada: de lujo, alquiler vacacional, vivienda prefabricada, etc.  Un franquiciador inmobiliario cuya marca que se centra en las viviendas de lujo podrá obtener una rentabilidad superior a otra enfocada a un inmueble con una menor exclusividad. Aunque esto no tiene porqué ser siempre así ya que con una buena estrategia de venta se puede conseguir un gran volumen de negocio y este puede influir en los resultados proporcionando una alta rentabilidad.

Estudiando detalladamente a la competencia

Es vital conocer bien a los competidores. Conocer bien quiénes son, cuáles son sus localizaciones, qué servicios ofrecen, cuáles son sus puntos fuertes y débiles, si trabajan en exclusiva o en abierto, cuáles son sus honorarios, qué opinan sus clientes, qué aplicaciones usan en su sistema, etc. Esto sirve para determinar hacia dónde deben orientarse las estrategias a definir, así como una oferta de valor superior para el cliente interno, el agente y para el cliente externo.

Acertando con la estrategia

La estrategia es fundamental a la hora de emprender una franquicia inmobiliaria y es la forma de crear un valor añadido que puede marcar la diferencia en el mercado.

La estrategia mayoritaria elegida por las personas que emprenden una franquicia inmobiliaria es aquella en la que ellos trabajan “dentro” del negocio, son gerentes y también agentes. Son captadores y vendedores, administrativos y publicistas… y como resultado suelen tener un número muy reducido de agentes. Este modelo depende en gran medida de su propio trabajo como agente o del de muy pocas personas, con limitada capacidad para crecer y con una baja estabilidad.

Desde Hedilla Abogados creemos que la mejor estrategia es dedicar todo el talento y esfuerzo a la construcción de una empresa reclutando agentes, formándoles y proporcionándoles herramientas para que se desarrollen como expertos del sector, lo que garantizará grandes resultados.

Por tanto desde Hedilla Abogados ofrecemos la tranquilidad de recibir un asesoramiento personalizado a lo largo de la trayectoria empresarial. 

Esperamos haber respondido a tus dudas sobre franquicias inmobiliarias y recuerda que ponemos nuestros más de treinta años de experiencia a tu disposición para cualquier asesoramiento. No dudes en contactarnos.

Llámanos al 913 56 63 88

Compare Listings

Título Precio Estado Tipo Superficie Uso Habitaciones Baños
Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?