Desde que se firmó el contrato mercantil, desde que las Administraciones de Lotería pueden comprarse y/o venderse, se ha generado una curiosa y a veces frenética actividad comercial protagonizada por diversas empresas de intermediación, sujetos curiosos y variopintos que en la mayoría de los casos no tienen ninguna relación con el mundo de las Administraciones y cuyo único interés es obtener un beneficio económico sin más.

Para ellos una Administración de Loterías no es algo distinto de una farmacia, estanco, bar, taxi, vivienda o local de alterne. En definitiva, un objeto susceptible de proporcionarles un lucro y punto.

Su actividad, legítima y legal, termina con la firma del contrato y el cobro de la comisión y después “si te he visto no me acuerdo”. Y a otra cosa.

Antes de que se firmara el contrato mercantil, antes de que las Administraciones de Lotería pudiesen comprarse y/o venderse, nuestra empresa llevaba años, lustros, décadas relacionada con las Administraciones de Lotería. Asesorando, defendiendo, gestionando, asociando el mundo de las Loterías y en especial los intereses de los Administradores.

En nuestro caso, es la experiencia en el sector de las Loterías la que nos ha abierto la puerta a poder trabajar con farmacias, estancos, bares, taxis, viviendas o locales de alterne. Sectores a los que nos dedicamos con la misma gama de servicios: no sólo la intermediación, sino un asesoramiento antes, durante y después de un proceso de traspaso, abriendo la puerta al nuevo propietario a trabajar con nosotros en el apartado de asesoría jurídica, laboral, fiscal…

Y es que esto es lo más importante: nuestra actividad no termina con la firma del contrato. Este hecho, la firma del contrato, es para nosotros un punto y seguido, nunca un punto final.

Por el mero hecho de comprar una Administración, el comprador se transforma en “Lotero” y pasa a formar parte de nuestro mundo y “nuestra gente” e intentamos, remedando a un clásico del cine, que sea “el principio de una buena amistad”.


Manuel Velasco Vaquero

Asociado Comercial de Hedilla Abogados


					
											
				

Leave a Reply

Llámanos al 913 56 63 88